3 rutas por Alicante que no puedes perderte

Por | 6 septiembre, 2019 | 0 comentarios

Alicante es una ciudad que esconde multitud de propuestas para todos aquellos que se acercan a visitarla. Aunque el turismo de sol y playa suele ser el más conocido, la ciudad nos ofrece una multitud de alternativas, te compartimos tres rutas que no deberías perderte. 

Alicante_ok

 

 

 

 

 

 

Ruta por el casco antiguo

En esta ruta podrás conocer los orígenes de Alicante. Empezamos el recorrido en la Puerta del Mar hasta llegar al Ayuntamiento de la ciudad. Justo al lado podrás visitar las ruinas de las diferentes casas que fueron destruidas por el bombardeo de 1691 por parte de la Armada Francesa. De ahí iremos al Convento de las Monjas; la Concatedral de San Nicolás, del siglo XVII; la calle Labradores, una de las más importantes y que alberga tres palacetes del siglo XVIII; y la Ermita de San Roque, una de las pocas ermitas que quedan en la ciudad. Finalizaremos en la Basílica de Santa María, fue en su origen una mezquita musulmana convertida en iglesia tras la conquista cristiana de la ciudad.

Ruta por las murallas de Alicante

La primera parada es el Teatro Principal de Alicante. A partir de este monumento la ciudad amurallada se extendió creando un nuevo ensanche a finales del siglo XIX. Continuamos hasta La Explanada, que fue creada tras el derrumbe de las murallas. Observarás tres colores durante tu paseo, entre los que destaca el rojo Alicante. Después llegaremos a la Rambla Méndez Núñez, que es el límite que diferenciaba el casco antiguo del centro histórico. De ahí llegaremos a la plaza de Los Luceros. Tras derruir las murallas se tomó la plaza como eje vertebrador para construir las principales avenidas de la ciudad. Terminamos en la plaza Gabriel Miró, se encuentra situada más allá de las murallas y es un claro referente de la ciudad burguesa. 

Ruta por los refugios antiaéreos 

El primero se encuentra en la plaza de Balmis. Es un refugio de pequeñas dimensiones como el resto de los 94 que se construyeron por toda la ciudad. Lo más relevante es la forma de las puertas que son parecidas a las de los submarinos, hechas así para evitar la contaminación por bombas químicas. El segundo y donde terminará nuestra ruta, es el de la plaza de Séneca. Es mucho mayor y pudo albergar hasta 1.200 personas. Durante el recorrido podrás oír y vivir las sensaciones que sufrieron las personas que pasaron por él durante la Guerra Civil Española. 

Estas tres rutas te ayudarán a conocer de una forma más cercana una de las ciudades más bonitas de España. ¿Qué ruta te gusta más?

*Imagen extraída en www.alicanteturismo.com

Categorías: Alicante Cultura

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*