El Castillo de Santa Bárbara, un viaje al medievo

Por | 14 febrero, 2016 | 0 comentarios

Si estás pasando tus vacaciones en la provincia de Alicante, es obligado reservar un día para visitar la capital, que entre sus muchos encantos, hay uno del que merece mucho la pena hablar. Se trata del Castillo de Santa Bárbara. Este castillo se sitúa sobre una mole rocosa a una altura de 166 metros sobre el nivel del mar, algo que en su día aportaba un valor militar estratégico sin igual.

Su nombre se debe a que el día de la festividad de Santa Bárbara, Alfonso X el Sabio tomó el castillo a los árabes en 1248. Tras siglos de batallas, conquistas y reconquistas, el castillo cayó en situación de abandono y no fue hasta 1963 que fue abierto al público el día en que también se inauguraron los dos ascensores, que recorren la montaña por su interior.

Estos ascensores siguen funcionando hoy en día y son una de las maneras de subir al castillo, aunque tienen un precio de 2,75€. Para niños menores de cinco años y jubilados, el acceso es gratuito.

El castillo está compuesto por tres zonas diferenciadas que corresponden cada una a una época. La conocida como “la torreta” está en el punto más alto y ofrece unas impresionantes vistas en 360 grados de la ciudad de Alicante. El recinto intermedio corresponde a las dependencias más importantes, concluidas en 1580: el salón de Felipe II, el patio de armas y las ruinas de la Ermita de Santa Bárbara, entre otras. Por último está el Revellín del Bon Repós, que hoy hace las veces de aparcamiento y tiene un monumento al militar alicantino Félix Berenguer de Marquina, Capitán General de Filipinas y Virrey de Nuevo México.

El castillo, además, ofrece audioguías, visitas guiadas y hasta teatralizadas. Si quieres informarte puedes llamar al 965 927 715 o entrar en su página web.

Categorías: Alicante Turismo, blog

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*