Una cena Michelin en Dehesa de Campoamor

Por | 9 julio, 2015 | 0 comentarios

Restaurante MontepiedraFundada en el siglo XIX como una colonia de villas elegantes y lujosas, tras el empuje que el escritor Ramón de Campoamor, dio a la zona, Dehesa de Campoamor ha sido siempre un lugar con un toque de distinción. Aquí tenían su lugar de veraneo personalidades de la política como Carrero Blanco, Adolfo Suárez y hasta el rey Felipe VI ha pasado temporadas de descanso en este apreciado rincón del mediterráneo. El propio Hotel Montepiedra ha acogido a algunas personalidades importantes durante su historia y merece que comencemos este recorrido gastronómico en nuestro afamado restaurante.

El entorno de Casa Alfonso, restaurante que nos ocupa, sito en la calle Garcilaso de la Vega 70, es muy agradable, tanto la sala como los jardines que rodean.t Platos donde prima sobre todo la calidad del producto, más que una elaboración sofisticada, en un ambiente tranquilo, clásico. Se pueden elegir tres menús degustación distintos, con sus maridajes. En torno a los 100 o 150 euros, las degustaciones tienen un precio ajustado para un restaurante de este nivel, con varios entrantes y sus posteriores platos de carne o pescado. El menú Alfonso, por ejemplo, está compuesto de cinco aperitivos, dos entrantes y dos platos principales, con un precio de 60 euros más los 25 de maridaje, lo cual no es ningún disparate para un restaurante con estrella Michelin.

Sin estrella pero sin desmerecer en cuestión de calidad, merece la pena una visita al restaurante Las Villas, con esa solera de otra época que ha sabido preservar el esplendor de los antiguos salones. Gastronomía tradicional con productos de calidad, y productos frescos de las lonjas de la zona, con especial atención al marisco: almejas, cigalas, quisquillas o vieira gratinadas.

Y apunten también El Cortijo de Campoamor como uno de esos locales en los que dedicarse un homenaje. Apartado del núcleo más turístico, quienes lo han visitado destacan e insisten en su ambiente agradable, encantador incluso. Cuenta con la peculiaridad de estar integrado en una escuela de hípica, por lo que los amantes de los équidos disfrutarán el doble.

Categorías: Alicante Gastronomía

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*