Un poco de historia

Por | 13 noviembre, 2014 | 0 comentarios

dehesa de campoamorLa Dehesa de Campoamor es un lugar diferente. Para empezar, por su origen, que se aprecia ya en el topónimo: Dehesa de Campoamor, antaño conocida como Dehesa de Matamoros. ¿Por qué el cambio de nombre? Para responder a esta pregunta hay que tener en cuenta la figura del poeta y escritor realista Ramón de Campoamor (1817-1901). Comparado a menudo con José Zorrilla, fue un autor de gran éxito y reconocimiento en su época, autor de obras de teatro, poemas, ensayos filosóficos, dentro de un marcado estilo decimonónico acusado de trasnochado por sus coetáneos.

Literaturas al margen, Ramón de Campoamor fue gobernador de la provincia de Alicante en torno a 1854 y tras su boda con la irlandesa Guillermina O’Gorman compró la Dehesa de Matamoros, a la que luego puso su nombre. Sobre este punto hay varias versiones, ya que se dice que fue su suegro quien realmente le regaló los terrenos. En cualquier caso, fue una persona muy ligada a esta tierra, donde pasó temporadas de refugio político, cuando el levantamiento republicano de 1868, y a partir de 1890, tras la muerte de su esposa, para retirarse hasta su muerte, once años después.

El esplendor turístico de Dehesa de Campoamor fue paralelo al desarrollo de esta actividad en el resto de España y a partir de los años cincuenta empezó a incorporar edificios e infraestructuras propias alrededor de la playa de La Glea. Así, se construyó el conjunto de edificios Ronda y el emblemático 10 Picos, la zona ajardinada del puerto y pequeños avances ingenieriles como el ascensor del edificio Miraver, que salva la diferencia de cota entre la playa y el resto de la urbanización.

A partir de los años sesenta y setenta el lugar fue creciendo a buen ritmo, con la construcción de la mayor parte de edificios que conforman el paisaje urbano actual, a los que se dieron nombres de ríos y nombres de Europa, mientras que a las calles se las bautizó con nombres de poetas, en un guiño al nombre de la localidad.

En la actualidad, queda poco espacio por urbanizar, por lo que el objetivo de autoridades y la actitud de sus visitantes sería el de conservar y mantener en el mejor estado posible este agradable rincón del sur de la Comunidad Valenciana.

Categorías: blog

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*