Las lagunas de la Mata y Torrevieja

Por | 12 mayo, 2015 | 0 comentarios

laguna mata

Dentro del término municipal de Torrevieja se encuentra uno de los humedales de mayor interés e importancia de toda Europa, por su valor botánico, la rareza de su fauna y los colores únicos de su paisaje. Se trata de las lagunas de La Mata y Torrevieja, un lugar de obligada visita si vamos a pasar unos días por la zona del Bajo Segura, en Alicante. Se trata de lugar en cuyo interior, además, se encuentra una de las mayores explotaciones salineras de nuestro continente.

Lo mejor para visitar este singular paraje es comenzar por su Centro de Visitantes, donde nos podemos informar de la manera más eficaz de conocer las lagunas, así como organizar la visita a nuestro gusto.

El parque es un espacio natural protegido y su singularidad está en sus dos grandes lagunas, La Mata y Torrevieja. Lo que hace especial a la primera es que es de color verde, y en ella podemos encontrar el Centro de Interpretación del parque, mientras que la segunda es de color rosa, cualidad que se debe, entre otras cosas, a la altísima salinidad de sus aguas.

Las dos lagunas son parada imprescindible para los amantes de la botánica y la fauna. La flora ofrece especies raras como el albardín o la siempreviva, aunque también se encuentran por el camino hermosos huertos de limoneros, naranjos u olivos, y toda la zona está poblada por las más de cien especies de aves y reptiles.

Una recomendación es la de bordear una de las dos lagunas en bicicleta. Durante el recorrido uno puede ir encontrando torres-mirador, merenderos y diversos senderos que llevan a sitios específicos de interés. Para los que están más en forma, las lagunas también se pueden recorrer haciendo un ocho y pasando por el anticlinal que separa las dos lagunas, más conocido como “el chaparral”.

Sea como fuere que visitemos las lagunas, sería una verdadera lástima hacerlo antes de que el sol se empiece a poner, y no sólo para evitar las altas temperaturas. El atardecer en este paraje excepcional no tiene nada que envidiar al de la sabana africana. Eso sí, llevemos crema antimosquitos y abundante agua, no vaya a ser que nos venza la sed y nos tiremos a beber la de una de las lagunas con más sal del mundo.

Una fantástica excursión de un día o una tarde en la naturaleza a muy pocos kilómetros del Hotel Montepiedra. Muy recomendable para cuando queramos cambiar las playas de Dehesa de Campoamor por otros paisajes diferentes.

Categorías: Alicante Turismo, Guías Alicante

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*