Noviembre y la ruta de los Castillos del Alto Vinalopó

Por | 22 noviembre, 2016 | 0 comentarios

Fortalezas, fortines y por supuesto ¡castillos!. Estas imponentes edificaciones de piedra están presentes a lo largo y ancho de toda la Costa Blanca y suponen un atractivo turístico sin igual, ideal para visitar en el mes de noviembre. Así que si estás dispuesto a sentirte como un verdadero caballero medieval te sugerimos que reserves habitación en el hotel Montepiedra. Desde aquí tendrás un punto de partida cómodo y accesible para recorrer la ruta de los Castillos del Alto Vinalopó que te llevará a conocer poblaciones como Petrer, Sax, Banyeres de Mariola, Villena o Biar. ¡Comenzamos!

El castillo de Petrer se levanta en lo alto del municipio del mismo nombre. Fue levantado en época musulmana y cuenta con una alcazaba, una impresionante torre, un salón noble y hasta un calabozo. Desde 1983 este castillo es Monumento Histórico Artístico de Interés Nacional. Además su entrada es gratuita y dispone de visitas guiadas.

El castillo de Villena o castillo de la Atalaya se encuentra sobre el monte de San Cristóbal, en la localidad de Villena. Y su genial estampa y magnífico estado de conservación impresionan a propios y ajenos. Catalogado como Monumento histórico-artístico fue construido antes del siglo XII y hoy ofrece visitas guiadas de martes a domingos a todos aquellos que quieran hacer un fascinante viaje al pasado musulmán de esta construcción.

Al igual que los dos anteriores, el castillo de Biar es de origen almohade y un Bien de Interés Cultural y Monumento Nacional único en toda la región. Su maravillosa cúpula es una de las más antiguas de todo el mundo occidental. El castillo de Biar ha sido restaurado en varias ocasiones, su estado de conservación es óptimo y puede ser visitado por tan solo 1€. ¡Ya no tienes escusa para empaparte de cultura!

El Castillo de Bañeres es una fortaleza almohade del siglo XIII levantada en el centro de la localidad de Banyeres Porta de la Mariola. Desde su privilegiada situación a 830 metros de altura se tienen unas magníficas vistas de toda la población y sus bellos alrededores. ¡Te sentirás como el auténtico señor del castillo! Los lunes permanece cerrado, pero eso no es excusa para visitar esta bella localidad alicantina.

El castillo de Sax, en lo alto de un risco, desafía el paso el tiempo a pesar de sus más de 800 años de antigüedad. Y si de día su perfil se recorta sobre el cielo azul, de noche es iluminado con miles de luces que lo convierten en la auténtica estrella del valle de Vinalopó.

¿A qué esperas para hacer esta ruta llena de torres y almenas?
Que-ver-en-La-Costa-Blanca

Categorías: Alicante Cultura

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*